Blog

Mitos sobre la protección solar
Mitos sobre la protección solar

Mitos y verdades sobre la protección solar: seguro que has escuchado esto alguna vez.

Hoy tocamos un tema muy interesante en el blog que seguro que te va a resolver muchísimas dudas sobre el correcto e incorrecto uso del protector solar.

Seguramente cuando acabes de leer todos los mitos y verdades que tenemos preparados acerca de la fotoprotección dirás “uy pues cuantas cosas hacía mal”. Tranquila, nos ha pasado a todos alguna vez y no vas a ser la única persona a la que le pase leyendo este post.

Desde hace mucho tiempo y más con la aparición de las redes sociales, se han ido extendiendo una serie de mitos por todo el mundo acerca de muchas cosas, alimentación, cosmética, moda, medicación, enfermedades pero el tema que nos interesa que domines al cien por cien es el de la fotoprotección solar.

Hay mucha gente que pasa totalmente de aplicarse protección solar diariamente, pero lo que no saben es que la fotoprotección solar es el mayor producto antiedad del momento y que lo único que nos puede ofrecer son beneficios.

¿Qué de qué hablo? Te lo cuento.

La protección solar evita el envejecimiento prematuro de nuestra piel, por lo que si la utilizamos desde jóvenes evitaremos la aparición de arrugas y marcas de expresión. Por otro lado, evita la hiperpigmentación (manchas) y nos protege de la radiación UVA, UVB e IR que son las causantes de las quemaduras, eritemas y cánceres.

Bueno, y dicho esto, voy a pasar a contarte algunos de los mitos más extendidos por el mundo sobre la protección solar que hay:

  1. Un bronceado al sol es saludable. Mito.

Broncearte al sol aunque utilices protección solar no es saludable. El color bronceado que adquiere nuestra dermis tras exponerse al sol no es más que un mecanismo de defensa que tiene nuestra piel para protegerse de la radiación UV. 

Lo recomendable para obtener diariamente los beneficios del sol como la vitamina D sería una exposición de entre 10 a 30 minutos según tu fototipo.

  1. No es necesario utilizar protector solar en invierno y/o en días nublados. Mito.

La protección solar se debe utilizar 365 días al año, ya sea invierno o verano. Tendemos a pensar que la radiación UV solo afecta a nuestra piel en verano porque es cuando vemos incidir más tiempo al sol en nuestra zona, pero no es así. 

La radiación solar es igual de perjudicial para nuestra piel en invierno o en los días nublados como en verano.

  1. ¿Llevar protector solar a la nieve? No hace falta. Mito.

Es más que necesario que lleves tu protector solar a la nieve ya que, la altitud aumenta un 10% la proporción de radiación que recibimos y además,la nieve refleja un 80% de los rayos solares. 

  1. Puedo utilizar la crema solar de otros años. Mito.

Como otro cosmético, el protector solar también tiene la fecha de caducidad indicada en su envase. Normalmente se deben desechar tras pasar 12 años de su apertura.

¿Y por qué debes desecharlo? Sencillo, con el tiempo su efectividad y protección frente a los rayos UV baja por lo que su eficacia no es la misma.

  1. ¿Debo esperar 30 minutos a que la protección solar haga efecto? Mito.

Es recomendable aplicarlo 30 minutos antes de la exposición solar para que se absorba correctamente, pero la fotoprotección hace efecto desde el minuto uno.

  1. No es necesario aplicar el protector solar cada dos horas. Mito.

Es necesario reaplicar el protector solar cada dos horas ya que tras este periodo de tiempo este empieza a perder su efecto y la radiación podría producir en nuestra piel quemaduras, eritemas, irritación y rojez, entre otras cosas.

  1. Las pieles oscuras no necesitan utilizar protector solar porque no se queman. Mito.

Aunque la piel oscura ofrece más protección “natural” frente a los dañinos rayos del sol que la piel clara, ninguna es inmune al daño causado por el sol.

Por eso lo ideal es que todas las pieles independientemente de su fototipo (color) protejan su piel de la radiación solar.

  1. Puedo mezclar sin problema mi maquillaje o crema hidratante con el protector solar. Mito.

Esta práctica es muy común pero debería evitarse, debido a que, al mezclar el protector solar con otra sustancia no calculamos la cantidad adecuada que estamos utilizando de este.

Por otro lado, se mezclan diferentes activos los cuales pueden tener reacciones entre ellos y modificar su fórmula produciendo efectos perjudiciales para nuestra piel.

Es muy importante dejar un par de minutos entre capa y capa de los diferentes productos para que penetren bien en la piel y no haya ningún problema.



¿Conocías todos estos mitos sobre la protección solar?¿Has hecho alguno de estos errores que hemos comentado?

Compartir

Otros artículos que quizá te interesen
Product added to wishlist
Producto añadido al comparador

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Para obtener más información consulte nuestra Política de Cookies.

¿Necesitas ayuda? | Pregúntanos